Notas

Posibilidad en Pozo
27Jul

“La posibilidad de vender en pozo a través de créditos es una gran herramienta”

Categorías:
Prensa

Grupo Canter es una empresa multidisciplinaria que tiene como propósito central brindar a sus inversores y empresas asociadas la mejor alternativa en cuanto a desarrollo de negocios constructivos; a través del trabajo en conjunto y el cooperativismo. Así busca posicionarse entre las empresas más reconocidas a nivel ciudad, provincia y país. No por su volumen de ventas, ni por su nivel de actividad productiva, sino por ser un modelo de empresa a seguir, reconocida por su transparencia, seguridad y alto nivel de eficiencia.

El CEO -presidente, José Luis Acevedo, habló acerca del origen de la empresa y de aspectos relacionados con el trabajo que desarrollan.

 

-¿Cómo y cuándo surge la empresa?

-Grupo Canter nació en el año 2009, fundada por mi socio, Fabian Melgarejo, y yo, José Luis Acevedo, quienes ya trabajábamos juntos en la construcción de pequeños edificios desde el año 2005. La idea original era comenzar por el desarrollo de edificios de mediano porte e ir subiendo en envergadura, calidad y tecnología en los desarrollos.

 

-¿Cómo ha sido el primer semestre del 2017 para Grupo Canter?

-En Córdoba desde el año 2011 a la fecha la situación general de ventas de emprendimientos inmobiliarios no es la mejor. Conscientes de esto cuidamos que cada unidad de negocios de la empresa mantenga los más óptimos estándares de performance posibles dentro de ese cuadro general. Y esto fue lo que nos permitió crecer muchísimo en periodos de crisis.

El primer semestre de 2017 particularmente nos tomó con una gran cantidad de m2 en construcción simultánea (19.000) lo que lógicamente nos obligó a ser implacables con cada oportunidad de venta.

 

-¿Cuáles son los planes para lo que resta del año?

-Estamos avanzando con Harmonie Chateau, nuestro condominio ecosustentable, único en su tipo en la región, emprendimiento en el cual nos encontramos ya construyendo la primera de las cinco torres.En lo que respecta a edificios entre medianeras entregaremos uno de los siete edificios que están en construcción y el resto será distribuido entre el 2018 y 2019.

Agregado a ello, también adjudicaremos 15 viviendas más, que se suman a las 9 ya adjudicadas en Reserva Tajamar, el barrio reserva que estamos desarrollando camino a Alta Gracia.

 

– A la hora de comenzar una obra, ¿Qué es lo más importante?

-Siempre se habló de la importancia de la ubicación a la hora de decidirse a hacer un emprendimiento. Hoy como están las cosas no sólo es de vital importancia tal aspecto, ya que también lo es un acabado estudio y conocimiento de muchas otras variables que influyen sobre la vida de las obras: Costo razonable de la tierra, tamaño de mercado donde se inserta el producto, su capacidad y forma de pago, velocidad de absorción de la oferta, factores externos que afecten el emprendimiento, situación con prestatarios de servicios, etc.

 

-¿Cómo se comporta el negocio, en relación a los créditos y posibilidades que se otorgan actualmente?

-En Argentina seguirán fracasando las líneas de créditos que estén destinadas a comprar viviendas ya terminadas, por la simple razón que es muy baja la proporción de viviendas listas para ser habitadas en comparación con los tomadores de crédito. Hay que financiar la construcción de viviendas, ya sea en promoción de nuevos desarrollos o empoderando a las personas para que construyan sus viviendas. Mientras los que establecen las reglas de juego para los créditos no observen esta situación seguiremos perdiendo oportunidades de generar trabajo y levantar la economía.

 

-¿Qué expectativas tienen para el corto y mediano plazo?

-De la mano de lo anterior, consideramos que la circular 6.250 del Banco Central es un comienzo importante para dinamizar el sector. La posibilidad de vender en pozo a través de créditos es una gran herramienta. Común para el resto del mundo desarrollado pero algo innovador y rupturista para los argentinos. Si es bien instrumentada y la demanda reacciona favorablemente, muy probablemente estemos entrando en años de oro de la industria de la construcción.

 

-¿Qué medidas cree que tomó o debería tomar el gobierno para favorecer el negocio al cual se dedican?

-No basta solo con facilitar el financiamiento de nuevas obras. Debe haber un esfuerzo coordinado y mancomunado por parte de los diferentes niveles de gobierno y prestatarias de servicios. No sólo para hacer menos pesada la actividad en cuanto a las cargas impositivas, sino para mitigar el gran sobrecosto derivado del exceso de burocracia en las aprobaciones de las obras. Esto le suma un costo de oportunidad financiero importante derivado de los extensos períodos de tiempo de aprobación.

Es inadmisible que en épocas donde existe el acceso a la tecnología y la fácil y económica capacitación del personal aun continuemos con trámites presenciales y excesivamente largos para avanzar.

Cada día de ineficiencia son puestos de trabajo perdidos y menor desarrollo para nuestro país.

 

-¿Qué importancia tiene la capacitación en cuanto a novedades en construcción?

-Estamos en la era de la información. Todo es por de más dinámico. Quien no esté a la altura será desplazado en pocos años. Desde nuestra empresa promovemos a que nuestros colaboradores estén en constante capacitación y promovemos el desarrollo de herramientas y métodos que optimicen el uso de los recursos y a su vez permitan innovar en los procesos o el desarrollo de nuevos productos.

Publicado originalmente en el periódico El Constructor el día 26/07/2017

No hay comentarios.

Dejá tu comentario